Top Ten 2017

Un mal año, a pesar de este luminoso top ten que enmascara muchas cosas feas. Por una parte, ese sempiterno puñado de películas de las que se habla -gustan a casi todo el mundo y se gustan a ellas mismas- y que me parecieron desde muy flojas hasta espantosas (Three Billboards…, Estiu 1993, A Ghost story, Barbara, Lady Bird, Call me by your name, The Florida project, 120 battements par minute, Lady Macbeth, The Shape of water, Mudbound, etc., etc.); por otra, esas películas ‘feas’ que a casi nadie agradan, pero que resultaron mucho más interesantes y arriesgadas que ese cine de consenso: fuera porque los Coen guionistas devoraban con fruición al Clooney director (Suburbicon) y continuaban la pesadilla allí donde la dejó Nicholas Ray en 1956 con la magistral Bigger than life, fuera porque la suicida, onanista y autoinculpatoria alegoría sobre la creación de Aronofsky (Mother!), aunque excesiva y fallida, resultaba estúpida y divertidamente disparatada.

Los pornógrafos del ‘cine de la crueldad’ (Haneke, Östlund, Zvyagintsev, Lanthimos, Escalante, etc.) siguieron compartiendo con su público, y con el respaldo de la mayor parte de las instituciones culturales europeas, inmundicia, odio y sadismo (por no nombrar un viejo fantasma mucho más peligroso e inquietante); mientras, los serviciales cineastas robots (Nolan y Villeneuve) continuaron en la cadena de producción largando viejos cacharros tan estériles a la hora de producir ideas o emociones como todos los que han manufacturado hasta ahora. Fue también el año en que James Gray con The Lost city of Z prolongó su alejamiento de su mejor película hasta la fecha (Two lovers) y en el que Agnès Varda (Visages Villages) eligió el camino fácil, a pesar de que su edad ‘casi’ logra disculparlo.

Hubo también películas interesantes (Good Time, Get Out) un poco, o un mucho, sobredimensionadas, junto a otras casi olvidadas (la griffithiana y delicada Wonderstruck); e incluso algún que otro debut esperanzador: el del teórico y videoensayista Kogonada (Columbus), que obra el milagro de trasplantar el cine de Yasujiro Ozu a Estados Unidos, mezclándolo con alguno de sus cineastas de referencia (cfr. Linklater, del que, dicho sea de paso, y una vez vista su Last flag flying, casi habríamos preferido que no hubiera rodado nada). Sin más preámbulo, ahí va el listado de ese puñado de títulos que, cada temporada, permanecerá en mi memoria personal para siempre.

1. Twin Peaks: the return (David Lynch & Mark Frost, 2017)

TWIN PEAKS

2. L’Amant d’un jour (Philippe Garrel, 2017)

Amant

3. Madame Hyde (Serge Bozon, 2017)

Madame Hyde

4. Le Lion est mort ce soir (Nobuhiro Suwa, 2017)

Le lion

5. The Day after (Geu-hu, Hong Sangsoo, 2017)

The Day after

6. The Other side of hope (Toivon tuolla puolen, Aki Kaurismäki, 2017)

The Other side

7. Un beau soleil intérieur (Claire Denis, 2017)

clairedenis2-advitam-1200x884

8. Napalm (Claude Lanzmann, 2017)

NAPALM__CLAUDE-LANZMANN__TRAILER_VOSTFR

9. Split (M. Night Shyamalan, 2016)

Film Review Split

10. Woodworm (Errol Morris, 2017), ex aequo

Woodworm

10. Indignation (James Schamus, 2016)

Indignation

Anuncios

Un comentario en “Top Ten 2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s